Festividad de San Sebastián

Con la Novena de San Sebastián se dio inicio a la preparación de la comunidad cristiana por un nuevo 20 de marzo. Estos actos preliminares se centraron en el camino de vivir y experimentar la presencia de Dios en un mundo convulsionado, donde cada cristiano debe hacer frente con su fe y testimonio, por lo que es necesario que peregrinos y parroquianos se revitalicen a la luz del Santo Patrono, para encontrar -por medio de la Palabra de Dios y la Eucaristía- las herramientas para fortalecerse en este caminar y vivir en el amor a Dios y al prójimo.

Estas actividades, considerando la condición sanitaria que se continúa viviendo por motivo del Covid-19, se realizaron acorde a lo dispuesto por la autoridad sanitaria. En ese sentido, el Arzobispado de Concepción llamó a no acudir al Santuario de San Sebastián de Yumbel y generó una transmisión a través de las redes sociales. Asimismo, se indicó que “quienes quieran peregrinar al Santuario y agradecer a Dios, pueden hacerlo después del 20 de marzo”.  

  1. Nuevos obispos auxiliares en la arquidiócesis

El papa Francisco nombró a dos obispos auxiliares para la Iglesia de Concepción. Se trata del rector del Seminario Metropolitano de la Santísima Concepción, Bernardo Andrés Álvarez Tapia; y al presbítero Óscar Walter García Barreto, párroco de San José de Curanilahue y vicario episcopal de la zona de Arauco. La información fue entregada por la Nunciatura Apostólica. 

El obispo Bernardo Álvarez agradeció al arzobispo Fernando Chomali por “la confianza que siempre me ha tenido y hoy, de forma especial, por haberme propuesto al Santo Padre como uno de los posibles a ayudarlo más de cerca, en el servicio a la Iglesia de la Santísima Concepción (…) Soy consciente de la misión que asumo y de mi indignidad, algo que nunca pensé, ni lo busqué, sólo siempre dispuesto a servir donde el Señor allí lo quisiera”.

Por su parte, el obispo Óscar García indicó que “con espíritu de fe y de humildad he dejado resonar en mí la invitación que el Señor me ha hecho a través de los pastores de la Iglesia, ciertamente, reconozco lo grande de la llamada, más aún en los tiempos que nos toca vivir como Iglesia y sociedad, frente a mi pobreza y fragilidad; no obstante, después de un tiempo de oración y discernimiento he reconocido la voz del Señor que me animaba, entrando una vez más en la barca de mi vida, parafraseando las palabras del Papa: lo reconozco como el Señor de las sorpresas […], cuando no tenemos nada que ofrecerle, entra en nuestros vacíos y los llena con su presencia”.

  1. Festival de música católica

“Cristonizados” fue el Festival de Música Católica que se vivió en la Parroquia El Buen Pastor de San Pedro de la Paz, bajo el lema “¡Testigos de la esperanza!”, y que fue organizado por la Asociación de Músicos Católicos de la Octava Región AMC8. Entre los cantautores que estuvieron presentes en el festival se encuentran Ernesto Hernández, Fernando Leiva, Gerardo Fernández, Fer Toledo, Marcelo Cid y las bandas Cáliz y San Andrés. 

El párroco de El Buen Pastor, Padre Yuliano Viveros, dijo que lo que los cantautores hacen es como “una profesión de fe pública mediante la música, mediante los cantos”, y agregó que “eso es lo que precisamente hoy ayuda a encontrar no sólo consuelo, sino también alegría. Es como un renacer a compartir y profesar la fe de forma comunitaria y presencial”.

En ese contexto, destacó que si bien se debe continuar con el autocuidado debido a la pandemia, este tiempo este tipo de actividades son necesarias “para fortalecer la fe, para alimentarla en el contacto, en la comunión unos con otros”, y destacó que “fue una instancia de volver a promover la alegría del encuentro mediante la música”. 

Por su parte, Ernesto Hernández expresó la alegría de poder comunicar la Buena Nueva y “llegar a la mayor cantidad de personas posible con este mensaje a través de la música”. 

Hernández relató que como AMC8 tenían el sueño de realizar un festival de la Octava Región y fue así que efectuaron el primero en 2019 en el Santuario de María Auxiliadora, luego debido a la pandemia el de 2020 fue solamente online y este año pudieron retomar la presencialidad. “La idea es poder llevar todos los años este festival a distintos lugares de nuestra región y acercar la música a la gente”, señaló. 

  1. Familias vulnerables reciben ayuda por donación

300 cajas de alimentos fueron entregadas a la Fundación Laudato Si de parte de la Fundación Isabel Aninat Echazarreta. Esta ayuda está enfocada en apoyar iniciativas de cuidado, educación e integración de personas vulnerables, especialmente de niños y jóvenes con capacidades diferentes. La presidenta de Laudato Si’, Marcela Fuentealba, señaló que la Fundación Aninat normalmente hace donaciones a fin de año y que “querían ayudar en este tiempo a las familias más necesitadas”. 

En ese contexto agregó que tras recibir la donación, se coordinaron con la Vicaría de la Pastoral Social para distribuir esta ayuda entre las parroquias y así “hacer llegar esta ayuda a quienes más lo necesitan». De acuerdo a lo detallado por la Fundación Laudato Si’, estas cajas de alimentos fueron entregadas a 23 parroquias de la arquidiócesis. Es así que 30 cajas fueron destinadas al Decanato Concepción, 50 cajas al Decanato Bío Bío, 20 cajas al Decanato Costa Norte, 60 cajas al Decanato Talcahuano, 50 cajas al Decanato del Carbón, 40 cajas al Decanato Rural y 50 cajas para el Decanato Arauco.