Tatiana López Miranda, astronauta análoga: “Siempre he soñado con alcanzar las estrellas”

Estudiante de Ingeniería Civil Aeroespacial en la UdeC, fue seleccionada entre los nueve astronautas análogos de la misión Asclepios del Instituto Federal de Tecnología de Lausanne con la Agencia Espacial Europea (ESA). En 2022 viajará a una misión en los Alpes Suizos, donde simularán el polo sur de la luna.

Cecilia Díaz R.

– ¿Qué lección fundamental te dejó tu paso por el Colegio de los Sagrados Corazones?

– Me enseñaron tanto dentro del aula como fuera de ésta, desde mi participación en todas las actividades científicas con mi profesora de laboratorio Roxana Díaz Pincheira, quien me enseñó que la ciencia salía de los textos escolares a experiencias tangibles, hasta ayudar al prójimo en actividades de acción social, participar de actividades deportivas y culturales formaron la persona que soy.

– ¿Eras matea en el colegio?

– Siempre me fue bien, no creo considerarme matea. Intentaba relacionar los aspectos que aprendía en el colegio con las cosas que me rodeaban.

– ¿Eres muy autoexigente?

– Más que autoexigente me considero perseverante. Si bien no se me dan fácil las cosas o no soy muy buena en ellas la primera vez que las intento, no paro de practicar hasta lograrlo. Al fin y al cabo, quiero llegar a la frontera más grande a la que ha llegado el ser humano y para eso siempre hay que estar mejorando.

– ¿Cómo es tu relación con tu única hermana?

Es una gran fuente de inspiración para mí y mi relación, como la de muchos hermanos, es de mucho cariño. Aunque no siempre tengamos el mismo punto de vista, es de las personas que más quiero en el universo.

Ejemplo del padre

– ¿El trabajo de tu papá en el Observatorio ALMA ha sido un estímulo para tu desarrollo en esta área?

– Recuerdo cuando mi papá comenzó a trabajar en el observatorio ALMA hace más de diez años, inmediatamente quise saber más sobre el espacio y astronomía. Yo siempre he soñado con tocar las estrellas y mi papá está trabajando junto a las personas que buscan encontrar y descifrar los enigmas más grandes de nuestro universo. Creo que mis ojos brillan hasta hoy cada vez que conversamos sobre su trabajo.

– ¿Qué cualidad admiras de tu madre?

– Su perseverancia para vivir todo lo que ha hecho y mostrarme diariamente que, con esfuerzo y dedicación, uno puede cumplir sus sueños a pesar de las adversidades y que nunca es muy tarde para comenzar algo nuevo. 

– ¿Practicas algún deporte?

– Me encanta jugar básquetbol y la natación. Ambos los practico casi desde que tengo memoria.

– ¿Te gusta viajar? ¿Cuál es tu destino favorito?

– Me encanta viajar, pero debo decir que mi destino favorito siempre es mi casa, donde está mi familia.

– ¿Qué libro es imprescindible en tu vida?

– En mi infancia mis libros favoritos siempre fueron los de Rick Riordan, que me enseñaban sobre distintas mitologías alrededor del mundo. En mi camino como aspirante a astronauta, el libro “Guía de un astronauta para vivir en la Tierra”, de Chris Hadfield, me ayudó a soñar cómo un astronauta en un país sin agencia espacial se pudo convertir en comandante de la estación espacial internacional. Siempre me han encantado los thriller y no puedo no mencionar los libros de Dan Brown, “Origen” es mi favorito. Pero mi texto favorito siempre va a ser “A Margarita de Bayle”, de Rubén Darío. 

– ¿Cuál es tu peor defecto?

– Soy competitiva, en especial cuando se trata de romper una meta propia.

Sueños 

– ¿Qué es lo mejor de estudiar en la UdeC?

– El ambiente es único, la relación que se vive entre los estudiantes de distintas carreras y facultades y también con sus profesores es algo que siempre me ha llamado la atención y agradezco. Igual que los equipos multidisciplinarios trabajando con un objetivo como el caso de los grupos de interés. Tengo la suerte de ser miembro del grupo de interés de propulsión de cohetes, donde junto a mis compañeros hemos podido aprender con las manos en la masa sobre la propulsión de cohetes.

– ¿Qué significa para ti haber sido seleccionada como astronauta análoga de la misión Asclepios II?

– Para mí significa estar un paso más cerca de cumplir mi sueño de ir al espacio. Lo más lindo de esta experiencia es compartirla con otros jóvenes y niños que también se están inspirando con lo que hago y así abro las puertas a más soñadores como yo para que, el día de mañana, lleguen a tocar las estrellas.

– ¿Qué fue lo más complejo de la preparación?

– Mi preparación fue extensa, comenzó en junio del 2020 y finalizó en septiembre del 2021 durante la pandemia, cuando era difícil mantenerse motivado al estar en cuarentena, pero aun así, con la ayuda de las personas que me rodean como mi familia y amigos, encontraba la energía y ganas para seguir adelante y creerme el cuento.

– ¿Sueñas con algún día llegar a la luna?

– Definitivamente, sería fantástico poner un pie en nuestro satélite. Por eso, por ahora, con la misión Asclepios II simularemos uno de los polos lunares preparándome quizás para algún día conocer este lugar.

– ¿Te consideras un ejemplo para la juventud?

– Me gustaría que si algún joven, niño o niña, ve lo que he logrado hacer viviendo en el fin del mundo y siendo una mujer latinoamericana, sepa que no existen sueños imposibles.

– ¿Cuál es tu máximo sueño?

– Que mi familia y la gente que me rodea sean felices. Al igual que siempre he soñado con alcanzar las estrellas.

– ¿Con qué nos encontraremos después de la muerte?

– Como la persona cristiana que soy, siempre he creído en la vida después de la muerte y espero reunirme ahí algún día con mis seres queridos.