Libertad religiosa: Diálogo abierto entre el derecho y la Nueva Constitución

El proceso constituyente ha incluido la libertad religiosa dentro de su repertorio constitucional, sin embargo, la representatividad de este derecho fundamental ha recorrido un interesante camino entre los constituyentes.

Chanel Caro O.

Las religiones son un pilar base asentado en la historia de la humanidad que han contribuido ampliamente en el desarrollo cultural y social de las civilizaciones. Por lo mismo, asegurar el derecho a la libertad religiosa es una garantía que el Estado debe proporcionar como un deber en favor de la democracia. 

Las concepciones actuales sobre religión, como por ejemplo las ideas de laicismo, abren debate hoy en Chile, frente a la Asamblea Constitucional que, pese a la libertad religiosa ser uno de los puntos aprobados en la redacción de la Nueva Constitución, resulta imprescindible considerar cómo ha sido su desarrollo en la mesa constituyente.

La religión en Chile

En 2018, el Centro de Estudios Públicos (CEP), incluyó en su encuesta preguntas referidas a las creencias espirituales y religiosas de los chilenos. La cifra que dejó la pregunta ¿Usted cree en Dios? arrojó una respuesta positiva en un 80% de los encuestados. 

Las estadísticas respaldan la importancia de la esfera espiritual para el país. El libro “Ciudad y Fe. Una introducción al estudio de las religiones de Santiago de Chile”, escrito por Abraham Paulsen (PUC), invita a reflexionar sobre la importancia de la religión en Chile. El análisis del autor considera la transversalidad del catolicismo, la llegada de Iglesia evangélica a los sectores más vulnerables del país y el incipiente aumento de la comunidad mormona en Chile. 

La profesora de filosofía y académica de la Facultad de Estudios Teológicos y Filosofía de la UCSC, Carolina Lagos Oróstica, comenta que a raíz de este estudio es posible determinar que la tendencia de Chile es más hacia la secularización que a un laicismo radical, apuntando el importante rol que la religión cumple en la sociedad chilena. “La religión en Chile es de una importancia real y concreta, no somos un país ateo, pese a la ampliación de una increencia hacia las instituciones eclesiásticas, la religión sigue poseyendo presencia e influencia en la sociedad actual, enmarcada dentro de lo que se conoce como post-secularización”, afirma. Explica el término como la revalorización de la religiosidad y las manifestaciones de ella emanadas. Dando a entender que, aun cuando el interés civil sea que la institución eclesiástica no intervenga en decisiones públicas, la religión en sí misma seguirá siendo un aspecto esencial para la conformación de la sociedad chilena. 

El debate en la Nueva Constitución

Caracterizar el rol de la religión en la Nueva Constitución es uno de los puntos claves a definir por la Asamblea constitucional. Si bien, en 1925 ocurrió en Chile la separación de la Iglesia y el Estado, el tema de debate actual es el cómo será la aplicación e interpretación del principio referido a libertad religiosa. La forma de redactar este será determinante para la aplicación constitucional de su libre ejercicio, y su injerencia sobre la “inmunidad de coerción”, entendida como “el deber del Estado de abstenerse de tomar cualquier medida coercitiva que limite lo que se entiende como libertad religiosa”.

“La religión en Chile es de una importancia real y concreta, no somos un país ateo, pese a la ampliación de una increencia hacia las instituciones eclesiásticas, la religión sigue poseyendo presencia e influencia en la sociedad actual”, Carolina Lagos Académica de filosofía UCSC.

Entre 155 participantes de la Asamblea constitucional, uno de los que abogó por la libertad religiosa fue el constituyente de Renovación Nacional, representante del distrito 20, Luciano Silva Mora. El pastor evangélico vivió un tenso momento en la mesa de la Convención Constitucional, cuando la presidenta de la instancia, Elisa Loncón, intentó censurar a la bandera cristiana. Aquel hecho fue una prueba indiscutible sobre el presentimiento que el pastor tenía sobre la posición de la libertad religiosa dentro de la mesa constituyente. “Nunca estuvieron asegurados estos elementos de libertad como están asegurado hoy, y fue comprobado por el caso que ocurrió en la mesa, como lo ocurrido con la bandera, fue una excusa que yo tomé para probar mi tesis. Yo pensé que este asunto iba a estar complicado por la presencia de movimientos de izquierda muy radicales”, contó el constituyente. 

Sobre el futuro de la temática, el constituyente sostiene que: “Yo pienso que la libertad religiosa va a formar parte de la nueva Constitución, pero la interpretación de la ley de culto, la interpretación de lo laico podría ser el problema”, afirmó. El incidente ocurrido, generó un gran debate sobre la situación referida a libertad religiosa. El pastor describe el momento como una “inspiración divina”, en donde el hecho logró levantar la voz de 1.700 firmas entre pastores y obispos a tan solo 24 horas del suceso. La situación concluyó con una carta de disculpas por parte de la mesa. “En la carta se mencionaba que pedían disculpas, que el actuar de la presidenta estuvo mal y que la bandera cristiana va a flamear”, afirmó.

Religión y derecho

Actualmente la Constitución en el artículo 19 inciso 6, garantiza a todas las personas la libertad de conciencia. Referido al ejercicio libre de todos los cultos y también a la libertad de creencias. El abogado constitucionalista y Académico de la facultad de Derecho de la UCSC, José Cisternas Tapia, explica que existe una arista tripartita sobre este concepto. Si bien, el texto constitucional no habla de la libertad de religión, da a entender que la libertad religiosa está incorporada dentro del concepto de la libertad de creencias, un aspecto objetivo de la libertad religiosa. “La situación se basa en que el Estado no puede impedir a las personas creer o no creer en una deidad, así como tampoco le puede impedir cambiarse de confesión religiosa, pero el aspecto central a mi juicio es que la Constitución Política de la Republica establece un concepto que doctrinariamente hablando es el ejercicio libre de todos los cultos”, explicó el constitucionalista.

“Creo que la libertad religiosa va a formar parte de la nueva constitución, pero la interpretación de la ley de culto, la interpretación de lo laico podría ser el problema” Luciano Silva Mora, Pastor evangélico, Constituyente por el distrito 20.

El Estado de excepción constitucional al limitar las reuniones religiosas en contexto de pandemia, generó una situación de discusión sobre el derecho de profesar la libertad de culto, que, según lo comentado por el abogado, instó inclusive, a situaciones de índole legal. “Entonces, eventualmente puede que vaya por ahí un punto de conflicto si los conceptos que la Nueva Constitución quiere establecer no son del todo claros, o a lo menos mantiene la estructura que actualmente la Constitución establece”, sostuvo el académico.