Rodrigo Díaz Worner, gobernador de Biobío: “Los diez millones de las regiones merecemos el mismo trato de los que viven en la RM”

Debuta la nueva autoridad, cargado de proyectos y motivado por mejoras para el Biobío. Conocido desde joven por los habitantes de la región, Díaz se instaló en su cargo con el 71,36% de las elecciones.

Paulina Pérez D.

El primer gobernador en la historia del Biobío, sin dudas, ha coqueteado por mucho tiempo con la política. Rodrigo Díaz Worner (54), trabajador social y relacionador público, “debutó” con el cargo de gobernador provincial (Concepción) ya entre 2004 y 2007, para luego desempeñarse como Seremi de Gobierno, y después dirigir el entonces CONACE. Casado, padre de tres hijos, ex militante del partido Demócrata Cristiano (hasta 2019), fue en el cargo de intendente regional donde cobró visibilidad nacional, lanzando luego su candidatura a gobernador y logrando abrumadora mayoría.

Hoy, instalado en su cargo, será la cara visible del desarrollo regional, velando por instalar al Biobío entre las prioridades nacionales.

-¿Qué beneficios significará para el desarrollo regional la implementación del cargo de gobernador?

-Vamos a contar con una autoridad elegida democráticamente para defender los intereses de las personas que viven en la Región y no los intereses del gobierno central. Además, será una autoridad que durará cuatro años en su cargo, sin rotar anualmente, como ocurría con los intendentes. Y lo más importante es que las funciones del gobernador regional serán apartadas de la coyuntura y, por lo tanto, va a poder abocarse a definir una Estrategia Regional de Desarrollo, plantear políticas para las distintas materias que se han descrito en esa Estrategia, y establecer metas e indicadores de cumplimiento de aquellas políticas. 

-¿Cuál es la relación de esta nueva figura con la regionalización?

-Será primera vez que contaremos con la regulación para un Área Metropolitana que integrará a toda la Provincia de Concepción, lo que es una necesidad largamente anhelada para poder administrar y coordinar una extensión tan grande, en donde los actualmente los alcaldes sólo tienen competencias respecto de sus comunas.

-¿Y qué destacaría de sus atribuciones en el nuevo cargo?

-Tener las competencias para someter al Consejo Regional propuestas de Plan Regulador Metropolitano, Planos Reguladores Comunales, el Plan Regional de Ordenamiento Territorial y el proyecto de zonificación del borde costero. Además, los proyectos que se van a aprobar serán exclusivamente aquellos que tienen relación con la Estrategia Regional de Desarrollo y las políticas vigentes, y no serán complemento a las carencias o a las faltas de asignación de recursos derivados del gobierno central. La obligación del Gobierno Regional es construir la equidad intraterritorial, lo que no se puede hacer bajo el modelo de desarrollo actual, que premia la demanda y, por lo tanto, favorece a las grandes concentraciones de habitantes por sobre las comunas de menor concentración.

Lo urgente

Desde el emblemático edificio del Gobierno Regional, ubicado en calle Prat, Rodrigo Díaz planifica e instala su trabajo para y por el Biobío, desempeño que se extenderá hasta 2025. 

¿Qué cambios cree que son urgentes de implementar en sus primeros cien días?

-Lo más urgente a realizar por el Gobierno Regional es hacernos cargo del profundo problema de cesantía que vive la Región. Para ello vamos a activar proyectos ya aprobados que sean intensivos en uso de mano de obra; y también aprobaremos vía traspaso a municipios programas de apoyo financiero al comercio y al turismo, que han sido los sectores más golpeados por la pandemia. Además, vamos a generar una serie de estudios que nos permitan resolver la necesidad de compatibilizar el transporte para las personas y la movilidad de la carga en la Región. De manera de confluir la buena calidad de vida con la necesidad de trabajo. 

-¿Dónde identifica que radica la principal inequidad?

-Pondremos énfasis en medidas que permitan la cohesión social, tales como programas que ayuden a reducir la inequidad de género y las brechas digitales. Asimismo, emplazaremos al Estado a tener una solución adecuada para el problema que viven los pueblos originarios y las personas que por muchas generaciones se han asentado en los territorios del sur de la Provincia de Arauco, y de la zona cordillerana pehuenche. También, abordaremos el problema de contaminación ambiental que vive la Región, particularmente la relativa a Material Particulado aéreo 2,5.  

-¿Cómo visualiza la modificación territorial?

-La idea es convocar a una política ambiental regional, que nos permita definir directrices de lo que queremos hacer hacia el futuro, para poder compatibilizar la necesidad de cuidar el medioambiente y también poder contar con fuentes de trabajo. Desde ahí vamos a elaborar el Plan Regional de Ordenamiento Territorial, y el Plan Regional de Ordenamiento del Borde Costero, instrumentos de planificación tan necesarios. Sumado claro a un gran Plan Regulador para el Gran Concepción, y fomentar a que cada comuna cuente con su propio plan regulador.

-¿En qué están aún al debe las autoridades regionales con respecto a la Región?

-La principal obligación de las autoridades regionales es representar fielmente los intereses de la Región. Eso no lo podían hacer los intendentes, por la naturaleza de su cargo, que dependía exclusivamente de la confianza de la autoridad central. Particularmente creo que están al debe los partidos políticos en general, que priorizan los intereses de sus colectividades, más que resolver los problemas específicos de las personas.

-Puede dar un ejemplo.

-La Región tiene una brecha en saneamiento sanitario que es abismante y eso no aparece en las conversaciones o no están en las agendas de los partidos políticos regionales. Nosotros nos vamos a abocar a colaborar a eliminar la brecha de saneamiento sanitario, al cuidado de los recursos marinos, a fortalecer la participación ciudadana, a construir una región más segura y a mejorar el acceso a las artes y las culturas, entre otros.

-¿Mucha inequidad entre regiones?

-En las regiones vivimos más de 10 millones y medio de mujeres y hombres que merecemos un trato similar que el que tienen las personas que viven en la Región Metropolitana. Mi primera definición será trabajar en todas aquellas materias que nos unan para resolver las aspiraciones de los habitantes de la Región del Biobío; y lo voy a hacer de manera transversal con todas y todos quienes quieran cooperar para ello. 

-En lo personal, ¿cuál fue su motivación para postular a este cargo?

-La conciencia de que los intereses de la Región priman por sobre los intereses de los partidos políticos nacionales. Somos muchas personas que estamos disponibles para proponer ideas y a trabajar por la materialización de ellas para reducir las brechas de inequidad que existen entre el gobierno central y la vida que tenemos las personas en la Región. Conozco a cada una de las comunas de la región, a su gente y sus problemas y potencialidades. Tengo una profunda vocación de servicio, encabezo un movimiento conformado por personas independientes y que nos hemos comprometido a trabajar de manera honesta. Creo que me siento preparado.